EL ZODIACO CHINO – UN POCO DE HISTORIA

lunar-new-year-2023___04141520078

Los mitos sobre cómo el zodiaco chino ha sido concebido son muchos y muy variados, pero dos de ellos son los más interesantes y aquí te contaremos un poco más.

año nuevo chino

En una de esas historias, el Emperador Jade o Yudi, quien en la cultura china tradicional representa el primer dios (太帝 tài dì), gobernaba los cielos y la tierra con mucha sabiduría por muchos años, pero nunca había tenido tiempo de bajar a la Tierra. Curioso sobre como las criaturas en la Tierra lucirían, él decidió invitar los animales para una visita en el cielo. Siendo el más lindo de los animales, el gato, con miedo de perder la hora por estar durmiendo, pidió a su amigo, la rata, para que le despertara en el día de la visita. La rata, temerosa de que la belleza del gato pudiera ofuscarla, no despertó al gato. De esa manera, el cerdo reemplazó al gato. Estupefacto con los animales, el Emperador Jade decidió dividir los años entre cada uno de los animales. Cuando el gato se enteró de lo sucedido, se enfureció con la rata y es por eso que estos dos animales se odian hasta nuestros días.

Otra leyenda cuenta que el propio Emperador Jade, en el día de su cumpleaños, convocó una carrera entre los animales con el objetivo de crear el zodiaco chino a través de la medición de tiempo para los humanos. La carrera consistía en cruzar un río con una fuerte corriente y los doce primeros animales a llegar a la orilla del otro lado serían considerados los ganadores.

En el comienzo de todo estaban el gato y la rata, quienes se odiaban y, a la vez, eran los peores nadadores en el reino animal. A pesar de malos nadadores, ambos eran sumamente inteligentes y listos. Ellos se dieron cuenta de que para cruzar el río sería necesario usar un animal grande como transporte. El tigre y el caballo se rehusaron a hacerlo, pero el buey con su buen corazón lo aceptó. La rata y el gato subieron en el generoso buey, pero la rata, empujó al gato en el río y ese nunca pudo completar la carrera. Poco antes de llegar a la orilla ganadora, la rata saltó de encima del buey y cruzó la línea de llegada en primer lugar. El buey cruzó en segundo lugar. El tigre, como buen nadador, llegó en tercer lugar.

Repentinamente se escuchó un ruido excepcional: era el conejo. Saltando de roca en roca en el río, lo estaba haciendo bien hasta que se resbaló. Por suerte pudo agarrarse en un pedazo flotante de madera llegando, así, en cruzando en cuarto lugar.

En quinto lugar, llegó el dragón. Todos pensaban que este poderoso animal mítico llegaría en primer lugar ya que podía volar, pero él dijo al Emperador Jade que en el camino a la carrera se detuvo a ayudar a unos campesinos y que ya llegando a línea final se percató que el conejo tenía dificultades y decidió brindarle ayuda soplando el tronco madera.

Galopando vino el caballo. La serpiente, furtiva como siempre, estaba escondida en el pie del caballo. Cerca de la llegada, la serpiente salió a descubierto asustando al caballo. Ese saltó con miedo, llegando así en séptimo lugar. La serpiente agarró el sexto lugar.

Diferente de otros animales, el gallo, la cabra y el mono se ayudaron entre ellos para cruzar el río. El gallo encontró una pequeña balsa y la cabra y el mono subieron en ella. Trabajando en conjunto y después de mucha dificultad, los tres animales llegaron a la orilla. Entre los tres, decidieron dar el octavo lugar a la cabra, ya que era muy harmoniosa. En noveno lugar quedó el mono y en décimo el gallo.  Enseguida, en undécimo lugar, llegó el perro.  No obstante ser buen nadador, estaba tarde. Él dijo al Emperador que necesitaba bañarse y que las refrescantes aguas del rio eran muy tentadoras y atractivas.

Llegado los 11 animales, el Emperador decidió que cerraría la carrera, pero de repente escuchó un sonido. Era el cerdo. Como le agarró un poco de hambre durante la carrera, él se detuvo a buscar algo de comer y después de ello se quedó dormido. Cuando despertó se dio cuenta que aún podía seguir en la carrera y terminó llegando en duodécimo lugar.

Siendo así, los 12 animales, en orden de llegada, pasaron a dividir los años dentro del zodiaco chino. Empezando siempre por la rata y terminando con el cerdo.

A pesar de que son 12 los animales en el zodiaco chino, el ciclo reinicia cada 60 años, conocido como ganzhi (干支) o ciclo sexagenario. Y ¿por qué? La principal razón es porque el calendario tradicional chino es compuesto de dos sistemas superpuestos: los animales están asociados a las 12 ramas terrenales. Otro sistema, los 10 tallos celestiales, está conectado a los 5 elementos fundamentales: metal, madera, agua, fuego y tierra. Cada uno de los elementos fundamentales recibe la atribución de yin o yang, creando así un ciclo de 10 años.

Siendo así, el signo zodiacal de una persona nacida en el año 1980 sería mono de metal yang, mientras que una persona nacida en el año 2007 sería un cerdo de fuego yin.

Los animales del zodiaco chino no son atribuidos solamente a los años de nacimiento. Una persona puede tener un animal interno con base en el mes de nacimiento, un animal verdadero con base en la fecha de nacimiento y, por último, un animal secreto, con base en la hora de nacimiento.

EL YING YANG

El yin yang es un concepto ampliamente conocido en el mundo occidental. El origen de la idea yin yang es obscuro, pero antiguo. En el 3er siglo AC, en China, ese concepto creó una escuela de cosmología, cuyo principal representante fue Zou Yan creador de la asociación entre teoría de las cinco fases (wuxing) y la doctrina del yin yang. Ambos conceptos están enlazados en la creencia china de la teoría cíclica de transformarse y disolverse y una interdependencia entre la naturaleza y el mundo de eventos humanos.

Filósofos neo-Confucianos de la dinastía Song (960-1279 DC) volvieron a la noción del wuxing como siendo las cinco virtudes: benevolencia, rectitud, reverencia, sabiduría y sinceridad. 

Yin simboliza la tierra, femineidad, oscuridad, pasividad y absorción. Está presente en los números pares, en los valles y ríos, el animal que representa esa fuerza es el tigre, el color naranja y una línea rota.

Yang simboliza el cielo, masculinidad, luz, actividad y penetración. Está presente en los números impares, el animal que representa esa fuerza es el dragón, el color azul y una línea completa.

Los animales representados por la fuerza yin son: gallo, conejo, serpiente, buey y cabra.

Los animales representados por la fuerza yang son: mono, tigre, rata, caballo, dragón y perro.

Parte de la energía yin yang genera un triángulo de compatibilidad entre determinados signos. Miembros del mismo triangulo de compatibilidad comparten la misma polaridad yin yang. 

Los cuatro triángulos de compatibilidad son:

1: Rata yang, Dragón yang, Mono yang

2: Buey yin, Serpiente yin, Gallo yin

3: Tigre yang, Caballo yang, Perro yang

4: Conejo yin, Cabra yin, Cerdo yin

 

LAS 12 RAMAS TERRENALES

Las 12 ramas terrenales se originan en la observación de la órbita de Júpiter por antiguos astrónomos chinos. Esas 12 ramas también pueden ser asociadas a los 12 meses del año, a los 12 animales del zodiaco, las direcciones cardinales y a las 12 unidades tradicionales de tiempo usadas para dividir el día en grupos de 2 horas cada uno. La importancia de las 12 ramas terrenales puede ser encontrada en varios aspectos de la cultura china, por ejemplo, los marinos y astrónomos prefieren usar las 12 direcciones de las ramas terrenales en vez de los cuatro puntos cardinales. 

Las 12 ramas terrenales son: 子 (zi), 丑 (chou), 寅 (yin), 卯 (mao), 辰 (chen), 巳 (si), 午 (wu), 未 (wei), 申 (shen), 酉 (you), 戌 (xu), and 亥 (hai)

 

LOS 10 TALLOS CELESTIALES

El origen de los 10 tallos celestiales (tiāngān 天干) guarda relación con el pueblo Shang (1,250 AC), quienes creían en la existencia de 10 distintos soles y que cada uno de ellos aparecía en determinada orden en un periodo de diez días (旬; xún).  Cada uno tenía un nombre: cascarón, tripas de pescado, cola de pescado, tornillo, lanza, hilos en un telar, estrella de la noche, ofender a los superiores, carga, hierba para libación. 

Los 10 tallos celestiales son: 甲 (jia), 乙 (yi), 丙 (bing), 丁 (ding), 戊 (wu), 己 (ji), 庚 (geng), 辛 (Xin), 壬 (ren), and 癸 (gui).

 

LA TEORÍA DE LOS 5 ELEMENTOS

Conforme anteriormente dicho, los ciclos sexagenarios son compuestos por interacciones entre los distintos aspectos de observación de la naturaleza y eventos humanos. 

Cada uno de los 5 elementos (madera, fuego, metal, agua y tierra) tiene asociaciones en el fengshui, la astrología, la medicina y otros aspectos más de la cultura china.

Por ejemplo, las asociaciones de cada elemento en el fengshui:

 

 

Las asociaciones en la astrología se ven así:

 

 

LAS CARACTERÍSTICAS DE PERSONALIDAD DE CADA SIGNO

Rata: ingenioso, inventivo, versátil y gentil

Buey: diligente, confiable, fuerte y determinado

Tigre: intrépido, confidente y competitivo

Conejo: calmo, elegante, gentil y responsable

Dragón: seguro, inteligente y fervoroso

Serpiente: enigmático, inteligente y sabio

Caballo: animado, activo y dinámico

Cabra: calmo, sutil y simpático

Mono: perspicaz, listo y curioso

Gallo: observador, trabajador y audaz

Perro: amable, honesto y prudente

Cerdo: compasivo, generoso y diligente

 

 

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que el bloqueo de algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.